Celebraciones originales de Semana Santa

Con la llegada a punto de la próxima Semana Santa, desde Pyro Party os vamos a mostrar algunas celebraciones originales en las que se emplean fuegos artificiales o pirotecnia para anunciar la llegada o despedida de esta festividad tan importante para el mundo católico.

PIROTENCIA EN SEMANA SANTA

Comenzamos con la ciudad de Valencia, en la que tiene lugar varios tipos de esta modalidad de celebraciones, vamos a hablar de la que se festeja en las calles de Sagunto. Sus festejos están declarados de Interés Turístico Nacional y finalizan con un castillo de fuegos artificiales en la medianoche del sábado al Domingo de Resurrección.

Otra celebración peculiar a resaltar en nuestro país relacionada con la pirotecnia en Semana Santa, es la de Trespaderne, al norte de la provincia de Burgos, en la que se da la procesión nocturna del Encuentro del Sábado, y se produce la “Quema de El Judas”. Los jóvenes del pueblo fabrican muñecos a base de cartón y paja que simulan a este famoso personaje bíblico, en el interior de cada figura que reproduce a Judas contienen centenares de petardos que se hacen estallar cuando todos se encuentran en el centro de la localidad. Es cuando se produce el espectáculo de pirotecnia, luz y sonido ensordecedor

Otras celebraciones con pirotecnia en Semana Santa

Pasamos nuestras fronteras y llegamos a Italia, donde también se reproducen celebraciones curiosas y visitadas relacionadas con fuegos artificiales y Semana Santa.

La más peculiar  de estas festividades es “la explosión del Carro en Florencia”, la cual tiene lugar cada Domingo de Pascua, que para los florentinos simboliza augurio de paz y perdón. Es un evento que atrae a muchos turistas y es conocido popularmente como “Scoppio del Carro”.

Se trata de una celebración muy antigua, que se remonta a los tiempos de la Primera Cruzada, llevada a cabo para rescatar el Santo Sepulcro de manos de los infieles. Con el tiempo, se derivó en la costumbre pascual de dirigirse a la catedral y encender un cirio de Fuego Santo, encendido con las chispas de la fricción de tres piedras.

Actualmente son seis bueyes blancos los que tiran de un carro construido en 1679, cargado de fuegos artificiales y escoltado por un centenar de músicos y soldados hasta la catedral de Florencia. Una vez allí, un cohete que enciende la mecha de la pirotecnia que contiene el carro es donde comienza el verdadero espectáculo de fuego.

Y, por último, pero no menos importante, no queríamos olvidarnos de la costumbre en Roma de celebrar el Lunes de Pascua disfrutando de un día de picnic y admirar desde el castillo de San’t Angelo el extraordinario espectáculo de fuegos artificiales sobre el río Tiber. Un espectáculo digno de presenciar.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar